Dictamen académico

Las contribuciones deberán acreditar favorablemente el proceso de dictamen académico el cual operará bajo la modalidad de revisión por pares, doble ciego, donde la identidad tanto de los autores como de los dictaminadores permanecerán en anonimato:

  1. Los artículos que acrediten el dictamen editorial serán enviados a académicos expertos en la misma área disciplinar y temática que las del texto postulado. Los revisores serán seleccionados de entre la cartera de árbitros ­­–integrada por especialistas de instituciones nacionales e internacionales– quienes emitirán comentarios acerca de la pertinencia y calidad del texto propuesto y determinarán la factibilidad de la publicación del texto en cuestión.
  2. Los dictaminadores tendrán bajo su responsabilidad revisar y analizar la pertinencia médica, teórica y metodológica de todos y cada uno los textos que les sean asignados. Serán ellos los responsables de revisar la presencia explícita del apartado teórico-metodológico, así como su congruencia respecto del campo de estudios, la coherencia entre el aporte académico y la relevancia de los hallazgos descritos, así como la actualidad y oportunidad de la bibliografía a la que se recurre.
  3. Todos los textos serán remitidos a dos expertos –adscritos a una institución distinta de la adscripción de los autores/as– quienes emitirán sus comentarios. Finalmente, con base en las recomendaciones de los revisores, la decisión del editor será:
    1. Recomendar su publicación sin modificaciones.
    2. Recomendar su publicación con cambios menores, y que no hacen necesaria una segunda revisión por parte de los árbitros.
    3. Condicionar su publicación a la realización de cambios importantes, lo que obliga a una nueva valoración por parte de los revisores. Este proceso se puede repetir hasta un máximo de tres rondas, si a este punto el documento aún no es recomendado para su publicación, el artículo será rechazado sin opción a un nuevo envío.
    4. No recomendar su publicación.
  4. En caso de controversia en los dictámenes, se solicitará la intervención de un tercer revisor.
  5. Para que un texto sea aprobado para su publicación es indispensable que, al menos, dos de los tres dictámenes sean positivos.
  6. La dirección editorial garantizará, en todos los casos, que los dictámenes entregados a los autores contengan argumentos sólidos que respalden la decisión editorial.
  7. Los resultados del proceso de dictamen académico serán inapelables en todos los casos.
  8. En caso de recibir observaciones, el autor tendrá un plazo de cuatro semanas para hacer llegar al editor la nueva versión del trabajo. 
  9. El tiempo para que el documento sea turnado a dictamen estará en función del número de artículos en la lista de espera. Los árbitros, una vez recibido el artículo, tendrán seis semanas para realizar la revisión y entregar el resultado.
  10. Los documentos aceptados iniciarán el proceso de edición (corrección de estilo, marcaje de metadatos, formación, maquetación, traducción etc.), para posteriormente ser incluidos en el fascículo que corresponda, según la decisión de la dirección editorial.
  11. Una vez concluido el proceso editorial la versión preliminar del texto será turnada a los autores para su última revisión y aprobación. Estos tendrán un plazo de tres días naturales para la entrega del visto bueno, si no se entregaran comentarios en dicho plazo, la coordinación editorial de la revista asumirá que los autores han dado su aprobación tácita.